El Cern, La Mayor Organización De Investigación Nuclear Del Mundo

Elige a SNS y ALOER para un proyecto de consultoría sobre la cadena de suministro

Jun 16, 2015

Ginebra, junio de 2015 – SNS y ALOER, dos de los principales proveedores de consultoría y soluciones para la cadena de suministro, tienen el orgullo de se complacen en anunciar la finalización de un estudio de Evaluación de la cadena de suministro en el CERN, la Organización Europea de Investigación Nuclear.

 

Cern nuclear research selects sns

Sobre el Proyecto

Ginebra, junio de 2015 – SNS y ALOER, dos de los principales proveedores de consultoría y soluciones para la cadena de suministro, se complacen en anunciar la finalización de un estudio de Evaluación de la cadena de suministro en el CERN, la Organización Europea de Investigación Nuclear.

Los físicos e ingenieros del CERN están investigando la estructura fundamental del universo. Para ello utilizan los instrumentos científicos más grandes y complejos del mundo, con el objetivo de estudiar los componentes básicos de la materia: las partículas elementales. Con operaciones logísticas utilizadas por unas 10.000 personas (personal e investigadores visitantes), así como 4 principales experimentos llevados a cabo en un colisionador de 27 km de circunferencia, el equipo dedicado a la cadena de suministro del CERN identificó importantes oportunidades de mejora para reducir costes y aumentar la eficacia. SNS y ALOER fueron seleccionadas gracias a su consolidada trayectoria y a su capacidad de llevar a cabo el estudio en el plazo exigido.

Los objetivos del estudio consistieron en evaluar la infraestructura actual de la cadena de suministro, lo cual incluye las operaciones de almacén y los procesos de abastecimiento, reabastecimiento,  almacenamiento y distribución, así como la estructura de su equipo logístico. Tras una presentación sobre los desafíos relativos a la gestión de la cadena de suministro y una semana de visitas y reuniones in situ, los consultores comenzaron su análisis y evaluación de los datos obtenidos durante un período de dos meses.

La primera de las exigencias del proyecto, que debía entregarse al cabo de dos semanas tras las visitas in situ, era presentar un plan de reestructuración de las instalaciones principales, que tienen una antigüedad de más de 30 años. El equipo de consultores de SNS-ALOER presentó dos diseños opcionales que permitirían al CERN aumentar su capacidad de almacenamiento un 80 % en almacenamiento de paletas y 20 % en estanterías. Los diseños presentados también ayudarían a mejorar la seguridad de las operaciones y a fomentar la productividad de los empleados.

Los consultores continuaron con su análisis y se realizaron revisiones semanales vía conexiones en remoto para garantizar que los resultados cumplieran las expectativas del CERN. Una semana de presentaciones in situ realizadas a finales de abril sirvieron para que el CERN recibiera información detallada sobre sus cuellos de botella actuales y sobre las áreas en las que se podía mejorar. Las soluciones presentadas por los consultores de SNS y ALOER incluían varias oportunidades para realizar más reducciones de costes, mayor trazabilidad de las operaciones en general, mayor seguridad y ergonomía para el personal, así como una respuesta más rápida a los requisitos de clientes. El equipo de consultoría proporcionó al CERN análisis de CAPEX, OPEX y ROI para las diversas soluciones propuestas, además de los principales indicadores (KPI) y medidas de referencia con los que evaluar sus operaciones.  .

«Cuando nos  presentaron las soluciones, confirmamos que habíamos seleccionado a las personas adecuadas como socios para la cadena de suministro», comentó Jurgen De Jonghe, jefe de servicios de las instalaciones del CERN. «SNS y ALOER nos han proporcionado mucha información en base a la cual trabajar, y sin duda nos pondremos en contacto con ellos nuevamente para que nos ayuden a poner en práctica algunas de las soluciones que nos han sugerido».

«Que una organización del nivel del CERN nos considere un socio de confianza es un verdadero reconocimiento a nuestra experiencia y profesionalidad», dijo Wael Mabsout, gerente sénior de SNS. «Ha sido un placer para nosotros trabajar junto al equipo logístico  del CERN y esperamos poder volver a trabajar con ellos».

Ginebra, junio de 2015 – SNS y ALOER, dos de los principales proveedores de consultoría y soluciones para la cadena de suministro, se complacen en anunciar la finalización de un estudio de Evaluación de la cadena de suministro en el CERN, la Organización Europea de Investigación Nuclear.

Los físicos e ingenieros del CERN están investigando la estructura fundamental del universo. Para ello utilizan los instrumentos científicos más grandes y complejos del mundo, con el objetivo de estudiar los componentes básicos de la materia: las partículas elementales. Con operaciones logísticas utilizadas por unas 10.000 personas (personal e investigadores visitantes), así como 4 principales experimentos llevados a cabo en un colisionador de 27 km de circunferencia, el equipo dedicado a la cadena de suministro del CERN identificó importantes oportunidades de mejora para reducir costes y aumentar la eficacia. SNS y ALOER fueron seleccionadas gracias a su consolidada trayectoria y a su capacidad de llevar a cabo el estudio en el plazo exigido.

Los objetivos del estudio consistieron en evaluar la infraestructura actual de la cadena de suministro, lo cual incluye las operaciones de almacén y los procesos de abastecimiento, reabastecimiento,  almacenamiento y distribución, así como la estructura de su equipo logístico. Tras una presentación sobre los desafíos relativos a la gestión de la cadena de suministro y una semana de visitas y reuniones in situ, los consultores comenzaron su análisis y evaluación de los datos obtenidos durante un período de dos meses.

La primera de las exigencias del proyecto, que debía entregarse al cabo de dos semanas tras las visitas in situ, era presentar un plan de reestructuración de las instalaciones principales, que tienen una antigüedad de más de 30 años. El equipo de consultores de SNS-ALOER presentó dos diseños opcionales que permitirían al CERN aumentar su capacidad de almacenamiento un 80 % en almacenamiento de paletas y 20 % en estanterías. Los diseños presentados también ayudarían a mejorar la seguridad de las operaciones y a fomentar la productividad de los empleados.

Los consultores continuaron con su análisis y se realizaron revisiones semanales vía conexiones en remoto para garantizar que los resultados cumplieran las expectativas del CERN. Una semana de presentaciones in situ realizadas a finales de abril sirvieron para que el CERN recibiera información detallada sobre sus cuellos de botella actuales y sobre las áreas en las que se podía mejorar. Las soluciones presentadas por los consultores de SNS y ALOER incluían varias oportunidades para realizar más reducciones de costes, mayor trazabilidad de las operaciones en general, mayor seguridad y ergonomía para el personal, así como una respuesta más rápida a los requisitos de clientes. El equipo de consultoría proporcionó al CERN análisis de CAPEX, OPEX y ROI para las diversas soluciones propuestas, además de los principales indicadores (KPI) y medidas de referencia con los que evaluar sus operaciones.  .

«Cuando nos  presentaron las soluciones, confirmamos que habíamos seleccionado a las personas adecuadas como socios para la cadena de suministro», comentó Jurgen De Jonghe, jefe de servicios de las instalaciones del CERN. «SNS y ALOER nos han proporcionado mucha información en base a la cual trabajar, y sin duda nos pondremos en contacto con ellos nuevamente para que nos ayuden a poner en práctica algunas de las soluciones que nos han sugerido».

«Que una organización del nivel del CERN nos considere un socio de confianza es un verdadero reconocimiento a nuestra experiencia y profesionalidad», dijo Wael Mabsout, gerente sénior de SNS. «Ha sido un placer para nosotros trabajar junto al equipo logístico  del CERN y esperamos poder volver a trabajar con ellos».

En el CERN, la Organización Europea de Investigación Nuclear, se está investigando la estructura fundamental del universo. Para ello se utilizan los instrumentos científicos más grandes y complejos del mundo, con el objetivo de estudiar los componentes básicos de la materia, las partículas elementales, que se hacen colisionar entre ellas a una velocidad muy próxima a la velocidad de la luz. Este proceso permite a los físicos obtener pistas sobre cómo interactúan las partículas y ofrece información sobre las leyes fundamentales de la naturaleza.

Los instrumentos utilizados en el CERN son detectores y aceleradores de partículas creados con fines de investigación. Los aceleradores impulsan haces de partículas a altas energías que se hacen colisionar entre sí o con blancos fijos. Los detectores observan y registran los resultados de estas colisiones.

El laboratorio del CERN fue fundado en 1954 y está situado en la frontera franco-suiza, cerca de Ginebra. Fue uno de los primeros laboratorios conjuntos a nivel europeo, y actualmente cuenta con la participación de 21 estados miembros.

Sobre el Cliente

En el CERN, la Organización Europea de Investigación Nuclear, se está investigando la estructura fundamental del universo. Para ello se utilizan los instrumentos científicos más grandes y complejos del mundo, con el objetivo de estudiar los componentes básicos de la materia, las partículas elementales, que se hacen colisionar entre ellas a una velocidad muy próxima a la velocidad de la luz. Este proceso permite a los físicos obtener pistas sobre cómo interactúan las partículas y ofrece información sobre las leyes fundamentales de la naturaleza.

Los instrumentos utilizados en el CERN son detectores y aceleradores de partículas creados con fines de investigación. Los aceleradores impulsan haces de partículas a altas energías que se hacen colisionar entre sí o con blancos fijos. Los detectores observan y registran los resultados de estas colisiones.

El laboratorio del CERN fue fundado en 1954 y está situado en la frontera franco-suiza, cerca de Ginebra. Fue uno de los primeros laboratorios conjuntos a nivel europeo, y actualmente cuenta con la participación de 21 estados miembros.